Home

SONY DSCEntre todo los que escucho sobre Egipto, muchas cosas atinadas y otras no tanto, veo una ausencia de  análisis en la propia responsabilidad nuestra y en la necesidad de hacer nuestras propias revoluciones para conseguir, no un mejor salario aquí, sino una mejora de derechos en el mundo.

Lo que sí creo que queda meridianamente claro es nuestra responsabilidad es el deterioro no ya de las condiciones de vida y supervivencia de ese y otros países, sino de la misma esperanza de poder salir alguna vez del agujero negro de la desesperanza. Viendo lo que ha pasado en Egipto, ¿a alguien le cabe alguna duda de que los pueblos no son libres y que los intereses de las corporaciones, multinacionales y gobiernos occidentales son los que prevalecen? Y es aquí donde noto una falta de reflexión y falta de conexión entre lo que puede pasar en Egipto, en Siria, en Libia o en otros países del mundo, y el carácter depredador del capitalismo del cual, en parte nos beneficiamos, así como la falta de reflexión por nuestra parte, ciudadanos del mundo conscientes y responsables.

No se trata de que las clases medias tengan fuerza o no en tal o cual país, de que haya un sentimiento democrático en las gentes, se trata de que nuestros gobiernos son los que, al final, dan luz verde o no a tal o cual formación de un nuevo gobierno en países donde la colonización y la dependencia es grande. Mucho más, si ese gobierno sale de algo llamado revolución o de unas elecciones -más o menos –  libres. Se trata de que esos pueblos nos necesitan y podrían emanciparse si nosotros, a la vez, tuviéramos gobiernos justos, democráticos, comprometidos con el desarrollo del mundo. Es decir: SI NOSOTROS NOS EMANCIPÁRAMOS TAMBIÉN. Nuestros gobiernos nunca han hecho nada por mejorar el mundo y la descolonización del siglo XX fue dura y sangrienta para los que iniciaron la emancipación con toda la esperanza posible en un mundo mejor. ¿Ha cambiado algo acaso? Sí. Pero para peor. Los ensayos de pérdidas de derechos, de represión y de debilitamiento democrático se habrán hecho allí, pero, hoy, se están aplicando aquí. Y da miedo ver la complacencia con la que aún estamos viendo lo que pasa. Complacencia que viene dada, no porque no haya tal o cual grado de indignación en general, sino porque, al final, actuamos como los avestruces escondiendo la cabeza ante la avalancha de tanta mierda, y nos da miedo aceptar reflexivamente que nos están colocando en la parte de los desposeídos de las riquezas y los derechos de este mundo. Este salto mental que la mayoría de la gente no quiere hacer, es lo que, de verdad, nos hará libres, aunque sea doloroso.

Es verano, el buen tiempo anima a la gente a salir, a descansar un poco, a bañarse en el mar. Los problemas de todo el año nos siguen persiguiendo, pero deseamos evadirnos un poco. Lo necesitamos. Y la urgencia de la respuesta activa, fuerte, valiente, en las calles se demora porque quienes gobiernan este país y este mundo saben muy bien cómo adocenarnos, adormecernos, calmarnos, alienarnos. Los dos grandes partidos de este país, llenos también de inmundicia, pagan a sus voceros para que nos cuenten la vida de manera distinta a la que sentimos y vemos. ¿Y los sindicatos?.

Egipto, Siria, Palestina, no están tan lejos de nosotros. Son problemas distintos pero con una razón única: la prepotencia del capital y el debilitamiento de los derechos humanos, sea en el lugar del planeta que sea. Cada día que pasa, una vuelta de tuerca merma nuestros derechos. ¿Hasta cuándo permaneceremos contemplando, desde nuestras ventanas lo que pasa?

No cabe duda que habrá que combatir la palabrería de los medios de comunicación, las falsedades de los corruptos, y la corrupción en sí misma a todos los niveles. Como decía Bertold Brecht, qué mal debe estar este mundo si hay que explicar lo obvio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s