Home

pb-121127-bangladesh-bury-ps1.photoblog900Últimamente, cuando llega el primero de mayo, siento hastío de la manifestación y pereza; y me pregunto, cuándo vamos a dejar las banderas para que todos nos sintamos uno en las calles; cuando dejaremos de arremolinarnos en la pancarta de cabeza para salir en la foto; cuando dejaremos de impostar las voces en nuestros discursos para dejar, en su lugar, paso al aliento fresco del corazón fluyendo sin ataduras.

Siempre, desde que recuerdo, he concebido el primero de mayo como una fiesta, un lugar donde encontrar a la gente que lucha en las mismas barricadas que yo y que desea un mundo mejor. Pero hace unos años que el hastío y la duda se me acerca a la cabeza y me ronda durante horas. Y no es solo a mi que me pasa, sino que he descubierto un regimiento de gente, una gran masa de personas que sufren y están desesperanzadas, que no se animan a participar ni a hacer llegar su voz a la calle porque se sienten intimidados ante tanta bandera y tanto discurso banal. Porque ellos, como yo, no queremos más bandera que la de la justicia social, el empleo y la vida digna para todos los seres humanos. ¿Y es tan difícil dejar las banderas para que nos sintamos, como decía Vicente Aleixandre “un gran corazón en la calle que palpita extendido”?

Mañana en la manifestación me encontraré dirigentes del PSOE de aquéllos que comulgan cada día, en silencio, eso sí, con las medidas de austeridad del PP, acríticos sistemáticos, enanos intelectuales e ideológicos.  Volveré la cara para no verles, pues aún se pensarán que estamos en el mismo bando. Y no. Yo no pertenezco al bando del silencio ni de la complicidad. No pertenezco al bando de la complacencia ni al de la abnegación.

Yo trabajo en una oficina donde la mujer que limpia mi mesa lleva diez meses sin cobrar sin que se les haya movido el alma ni a la Delegada Territorial, ni a los sindicatos (¿son los mismos?). Y mientras esas mujeres perdidas en un mundo que no es suyo, siguen batallando por sus derechos en la inmensa soledad del capitalismo más abyecto, los dirigentes de pro de esta región saldrán de manifestación mañana. Ni que decir tiene que los otros, los del PP, descansarán todo el día, contentos con el ejército de reserva que tienen disponible para sus negocios en el que se han convertido los trabajadores de este país. Harán sus cábalas sobre qué derechos más pueden recortar sin que nos movamos porque “hay seis millones de parados esperando tu puesto de trabajo”.

Mañana compartiré el rato con los amigos que encuentre, felicitaré a los valientes que hacen posible soñar en el fin de los deshaucios y marcharé contra las injusticias de este mundo. Pero entre todas ellas, marcharé por las mujeres muertas en Bangladesh, víctimas también de nuestro capitalismo local, tan depredador como el que más. Las tejedoras de ropa de marca que se venden en nuestras tiendas sin que nosotros nos preguntemos ¿qué ropa llevamos y quién la hace? Sentadas sobre el último eslabón de nuestras injusticias cotidianas, yo mañana salgo por ellas, por las más de 1000 mujeres que han muerto en los últimos años, 146 en un incendio en 2011, 352 hace unos días. Por las que trabajan más de 50 horas a la semana por salarios ridículos; por las que no se pueden sindicar; por las que no reciben ningún tipo de protección, ni agua que les refresque a lo largo del día.

Salgo por ellas a las que no podría mirar a la cara sin sentir una vergüenza implacable porque hemos sido incapaces de salvarlas. Salgo para denunciar no solo el paro que dejó aquí la marcha de la “fábrica de las camisas”, sino porque esos depredadores sin escrúpulos, tan conocidos por los sindicatos y la gente de pro de la ciudad, lo han hecho contando con que este mundo aún tolera una dosis de esclavitud.

Me sobran vuestras banderas y vuestros discursos. Pero también tengo razones sobradas para que, en la calle se escuche mi voz, aunque dejo claro: no soy de los vuestros. Soy una indignada del sistema y una defraudada por vuestra cobardía.

Anuncios

Un pensamiento en “Por todas ellas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s